Alfombras de Plastilina

La artista chilena Magdalena Atria recupera el calor y la maleabilidad de la plastilina en su última exposición, “Cenotes”.

Cenote es un término que se utiliza en México y que proviene de la palabra maya dzonot, que significa abismo. Los cenotes son pozos de agua dulce creados por la erosión de la piedra caliza -suave y porosa- que para el mundo maya eran fuentes de vida que proporcionaban el líquido vital, además de ser una entrada a las maravillas del otro mundo y centro de comunión con los dioses.

Los cenotes se originan en cavernas que han colapsado, y muchas veces están conectados subterráneamente con extensos sistemas de túneles y cavidades que se internan en las profundidades de la Tierra. Tanto desde el punto de vista geológico como desde el punto de vista mítico son umbrales que conectan dos planos de realidad: el mundo cotidiano que se despliega a cielo abierto, bañado por la luz del sol y habitado por las formas de vida que nos resultan familiares; y aquel otro mundo escondido bajo la superficie, oscuro y misterioso, poblado por fenómenos y criaturas desconocidas, y también por fantasías y mitos vinculados a lo sobrenatural y lo maravilloso.

El empleo de este material, siempre reducido al uso doméstico y sin apenas historia artística, es la clave de esta exposición, que ha transformado el suelo de la antigua, lúgubre e industrial cámara frigorífica del Matadero de Madrid en un mundo fantástico de color de formato circular.

 

Alfombras de Plastilina

 

Madrid 36.36

Septiembre 2013

Anuncios